CALIDAD DE LOS ACEITES ESENCIALES

Si queremos beneficiarnos de la auténtica aromaterapia es necesario que utilicemos aceites esenciales y esencias de calidad. Y para garantizar esa calidad éstos deben estar certificados, es decir que tienen que estar botánica y bioquímicamente definidos (A.E.B.B.D.)

La noción de quimiotipo fue introducida por Pierre Franchomme en 1975. Inicialmente se hablaba más frecuentemente de “raza química” para refererirse a la entidad química propia de ciertas plantas pertenecientes a la misma especie.

El quimiotipo caracteriza un aceite esencial desde un punto de vista  botánico y bioquímico.
Un aceite esencial contiene cuerpos químicos muy complejos cuyas propiedades son diversas. Se trata de una forma de clasificación química, biológica y botánica que designa la molécula con mayor presencia en el aceite esencial o en cualquier caso la molécula que permite definirlo terapéuticamente de forma clara y segura.

Una misma planta aromática puede producir distintas esencias en función del lugar donde crece. Influyen el país, el clima, el suelo e incluso el tipo de vegetación que crece alrededor. De un año para otro la composición bioquímica de un aceite esencial puede variar.

Dependiendo del biotopo (sol, clima, composición del suelo, altitud, etc.), la misma planta puede segregar esencias bioquímicas muy diferentes. Estas variaciones en la composición bioquímica de los aceites esenciales dan lugar a la noción de quimiotipo (QT). Dos quimiotipos del mismo aceite esencial no solo tendrán actividades diferentes sino también toxicidades muy variables.

  • Ejemplo:
  •  Thymus vulgaris QT tuyanol: muy seguro de usar, bien tolerado por la piel
  •  Thymus vulgaris QT timol: dermocáustico y hepatotóxico en dosis altas y prolongadas

Un aceite esencial A.E.Q.T. contiene, de media, 75 moléculas activas diferentes, mientras que en el medicamento sintético solo se puede evaluar la interacción de tres moléculas en el mejor de los casos. Se habla de la acción global de un aceite esencial A.E.Q.T. sobre todo el cuerpo y su fisiología. Por lo tanto, la aromaterapia es holística pero efectiva.

Criterios de calidad para el empleo de los aceites esenciales y esencias con una finalidad terapéutica.

CRITERIOS BÁSICOS:

• Especie botánica exacta
• Órgano productor (o.p.)
• Especificidad bioquímica (s.b.) / Quimiotipo

Aceites Esenciales Botánica y Bioquímicamente Definidos

EL CERTIFICADO A.E.B.B.D.

A través de este certificado se deja constancia de la calidad que poseen ya que han seguido un riguroso control de calidad, específicos para cada planta y que pueda afirmarse que tengan calidad terapéutica.

LA FORMA DE RECOLECCIÓN

El procedimiento de recolección de la planta, el día, la hora, la estación del año en la que la planta o flor esté en su momento de esplendor y sea adecuada para su recolección, junto con el estricto procedimiento de destilación son factores importantes para obtener un aceite esencial natural de primera calidad.

¿CÓMO SE COMPRUEBA QUE SE HAYAN DESTILADO TODAS LAS MOLÉCULAS AROMÁTICAS?

A través de una cromatografía de gases y la espectrofotometría de masas. (La cromatografía es una técnica experimental que nos permite separar e identificar los compuestos de una mezcla. Dicho de otra manera, al realizar una cromatografía con una muestra de aceite esencial, obtendremos información sobre qué moléculas están presentes, juntamente con su proporción.)

DESTILACIÓN COMPLETA NATURAL

La destilación debe de ser completa para asegurar que contengan todas las moléculas aromáticas presentes en los órganos productores. Para ello debe de respetarse el tiempo necesario para dicho proceso.

¿QUE CANTIDAD SE NECESITA PARA DESTILAR ACEITES?

Para obtener 1 kg de aceite esencial, se necesita:

  • 50 kg de lavandín – 
  • 150 kg de lavanda -.
  • 1 tonelada de siempreviva amarilla – 
  •  4 toneladas de pétalos de rosa de Damasco – 
  • 5 a 10 toneladas de melisa – 

DIFERENCIACIÓN DE CONCRETOS Y ABSOLUTOS

Concretos Se obtienen de plantas aromáticas frescas por extracción con solventes apolares (hidrocarburos). No contienen compuestos hidrosolubles. Por lo general se obtienen de flores y cogollos florecidos (a veces de hojas y plantas). Este proceso debe iniciarse casi inmediatamente después de su recolección para evitar que se pierdan la mayor parte de sus compuestos volátiles.

Los solventes deben ser no miscibles con el agua y los más utilizados son el hexano y el éter de petróleo que posee un punto de ebullición de 80 grados y se evapora con facilidad. El resultado contiene no sólo las moléculas odoríferas de la planta, sino también las ceras vegetales aceites fijos y colorantes. Estos componentes no son útiles en perfumería, ni en los tratamientos holísticos, por eso deben reconvertirse en absolutos.

Absolutos

Son procesos de conversión de los concretos por la extracción con etanol absoluto. Una vez completa la disolución, los absolutos se refrigeran a temperaturas de -5 a -10 ª C. Ya que a esta temperaturas las ceras se precipitan y pueden ser eliminadas por filtración.

CLASIFICACIÓN DE LOS ACEITES ESENCIALES SEGÚN SU ORIGEN

  • Naturales: se obtienen directamente de la planta y no su sufren modificaciones físicas ni químicas posteriores. Resultan muy costosos.
  • Artificiales: Son obtenidos a partir de un proceso de enriquecimiento de la misma esencia con uno o varios de sus componentes. EJ: la esencia de rosa, geranio y jazmín es enriquecida con linalol y la esencia de anís con anetol.
  • Sintéticos: son elaborados a partir de de un proceso de síntesis químicas en un laboratorio. Son más econícos y se utilizan como aromatizantes y saborizantes (esencia de vainilla, limón, fresa, etc).

MÉTODOS DE EXTRACCIÓN

  • Maceración hidrolítica: es un proceso de extracción sólido-líquido. El producto sólido posee compuestos solubles en el líquido que se extrae. El agente extractante suele ser agua, aunque también se emplean vinagres, alcoholes, o aceites vegetales. Por ejemplo hay algunos vegetales como la gaulteria, la mostaza, el ajo, las almendras amargas, que requieren su maceración en agua tibia antes que liberen sus aceites esenciales, debido a que sus componentes volátiles están ligados glicosídamente.
  • Extracción por expresión: El prensado en frío se utiliza para la producción de aceites cítricos en el cual las glándulas sebáceas de la cáscara de un fruto se trituran o rompen para liberar el aceite, si bien hay distintos mecanismos de este tipo de extracción que se han ido desarrollando a lo largo de la historia. Por ejemplo el método ecuelle método spunga, método scodella, entre otros.
  • Extracción con disolventes: La muestra seca y molida se pone en contacto con disolventes orgánicos, como el éter, alcohol, cloroformo, etc. Éstos disolventes solubilizan la esencia pero también extraen otras sustancias como grasas o ceras que da como resultado un extracto impuro. Éste método es utilizado en laboratorio ya que a nivel industrial resulta costoso. Algunos disolventes utilizados tienen restricciones que varían según la legislación, en cuantos a los residuos máximos que pueden dejarse en los aceites esenciales (y que son materia prima de la industria del perfume y alimentaria). Los disolventes derivados del petróleo, como el éter dietílico, coclohexano, hexano, acetato de metilo, propanol, etc). Los extractos obtenidos con este tipo de disolventes suelen ser más oscuros, porque también se arrastran pigmentos, y su solubilidad en el alcohol, es menor.
  • Extracción con grasa fría (enflerurage): Es un método muy antiguo que consiste en aprovechar la propiedad de la grasa de absorver los olores. Algunas flores como el jazmín, continúan sus actividades fisiológicas de desarrollar y emitir perfume incluso después de haber sido recolectadas, entonces cuando los pétalos están en contacto con la grasa inodora, ésta absorbe el perfume que continúan emitiendo las flores. Es una técnica prácticamente en desuso que sólo se lleva a cabo en el sur de Francia en la región de Grasse y en algunas zonas de la India.

CLASIFICACIÓN DE LOS ACEITES ESENCIALES EN EL MERCADO

  • Aceites de calidad industrial estándar : provienen de especies de plantas botánicas no certificadas, cultivadas industrialmente y consechadas sin control, ni respetandoe l momento ideal de la recolección, destiladas en tiempo record a altas temperaturas y de forma incompleta. No son útiles para fines terapéuticos, pero sí en cosmñetica y perfumería.
  • Aceites 100 % puros y 100 % naturales: Son A.E: de calidad media, no se corresponden con especies de plantas definidas botanicamentes, la cosecha pudo haber sido en cualquier momento y con destilación incompleta. Sí pueden usarse terapeuticamente aunque no se recomienda.
  • Aceites auténticos y quimiotipados: tienen el 100% de pureza, calidad y con controles de calidad correspondientes que garantizan que el proceso se hizo de forma adecuada.
  • Aceites sintéticos y artificiales: Son compuestos obtenidos por síntesis a través de procesos químicos.

Fuentes: Manual de cosmética natural, ed PLaneta. Info de Pranarom y Esential Aroms.